27 Dic Consejos para evitar los excesos en Navidad

Finn Christmas food

La importancia de diseñar el menú.

Habitualmente, las comidas de Navidad suelen constar de muchos platos, por lo que es muy fácil ingerir demasiadas calorías. Por eso es importante intentar separar especialmente los hidratos de carbono de las calorías.Una manera de conseguirlo es diseñando menús en los que los entrantes y primeros platos sean, sobre todo, a base de verduras e incluso frutas frescas. Te animamos a innovar y ser creativo; por ejemplo, preparando brochetitas de tomates cherry y mozzarella, de piña con queso, de jamón con melón, de verduras a la plancha, de gambas; cucharitas de bacalao con aceite y zumo de naranja, de salmorejo…
Como primer plato, te recomendamos empezar con varias ensaladas frescas, verduras a la plancha, espárragos o una crema de vegetales.
Como plato principal, elige proteínas (carne, pescado o marisco variado) cocinadas de forma sana, por ejemplo, al horno. Evita los rellenos con patés o bacon y las guarniciones con patatas. Aunque lo típico es poner el marisco junto con los entrantes, resulta excesivo al sumarle otro gran plato a base de proteínas; además de ser un exceso calórico, supone un gran trabajo para nuestro hígado. Un buen consejo a tener en cuenta durante las comidas es sustituir el pan blanco habitual por una pieza de pan integral, lo que te aportará una dosis extra de fibra.
Después de una comida tan copiosa como las de Navidad, lo ideal sería tomar una infusión digestiva de postre. La piña o la papaya frescas son una buena opción para terminar, aunque la fruta es más digestiva tomada antes de la comida o entre horas. También debes evitar tomar dulces de postre; como mucho, un sorbete muy ligero.

bodegon frutas navidad IB

No olvidarse de hacer ejercicio.
Para hacer frente a los atracones es imprescindible continuar con el ejercicio diario. En Navidad es más importante que nunca aumentar tu gasto calórico para hacer frente al exceso de calorías que ingerimos.
Un truco para afrontar mejor las comilonas en los días clave, Noche Buena, Navidad, Noche Vieja… es hacer ejercicio durante el día o mantenerse activo. También es muy recomendable pasear después de la cena o la comida. Recuerda que, para acelerar el funcionamiento del metabolismo y empezar a quemar calorías desde primera hora del día, los expertos en actividad física recomiendan hacer ejercicio antes del desayuno (tómate un buen vaso de agua para hidratarte).

Os dejamos con algunos consejos para cuidaros con las comidas durante estas fiestas.
Elimina las grasas: Antes de cocinar las comidas navideñas, retira la piel del pavo, el tocino de la carne y la grasa de los caldos.
Elige grasas insaturadas: Utiliza aceite de oliva virgen extra y los pescados azules en lugar de las grasas saturadas como las animales y la mantequilla.
Reemplaza las yemas: Usa dos claras de huevo por cada yema en las recetas de tortillas, salsas o merengues.
Consume fibra vegetal: Los alimentos altos en fibra, como los vegetales verdes y los cereales integrales, arrastran en el intestino el exceso de grasa ingerido esos días.
Bebe con moderación: En estas fechas es habitual abusar de las bebidas alcohólicas, y contienen abundantes calorías que se transforman en grasa corporal.
No prolongues tu apetito: Evita llegar a la cena navideña en ayunas o con mucha hambre. Es mejor que hagas el desayuno y la comida ligeros pero completos.
Vigila tu menú diario: En estos días festivos haz que tu alimentación se base en alimentos ligeros como frutas, verduras, lácteos descremados y mucha agua natural.
Evita picotear entre horas: No caigas en las tentaciones.
Modera los aperitivos y canapés: Suelen tener un alto contenido de calorías.
Controla las cantidades: Ya que generalmente el banquete navideño es muy extenso y con platos muy variados, procura que tus raciones sean moderadas.
Mantente en forma: Es importante seguir haciendo ejercicio, inclusive después de la comilonas; te ayudará a disminuir los excesos de las comidas.
Compensa los excesos: Te será muy útil hacer un día a la semana una dieta desintoxicante a base de frutas, verduras, cereales integrales y un lácteo descremado.

Fuente:
mujer.terra.es
esmas.com



No hay comentarios

Los sentimos, los comentarios están cerrados ahora mismo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies