20 Jun El verano y la Operación Bikini, una oportunidad para mejorar los hábitos alimenticios.

dieta IB

Según el Instituto Geográfico Nacional mañana día 21 de junio dará comienzo el verano de 2013. Un punto de inflexión para todas aquellas personas que decidieron encomendarse a la ya famosa y, por desgracia, habitualmente estacional operación bikini.

Como con el comienzo de cada año, surgen nuevos propósitos, entre los que es común proponerse llegar más sano y con mejor figura al verano. Pero, nada más lejos de la realidad, en muchas ocasiones no se lleva a cabo este plan de la manera más sana y efectiva. Tal y como defiende la nutricionista de la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas (AEDN), María Sanabdón, si en lugar de realizar una plan de dieta equilibrado y a largo plazo, se apuesta por seguir un plan más corto y agresivo como el de las llamadas “dietas milagro”, te arriesgas a «perder  masa muscular»; y si el tiempo de seguimiento es prolongado «se puede llegar a perder masa de la estructura de los órganos vitales».

En este sentido, y como especifica la nutricionista y directora de proyectos de la FEN, Enma Ruiz, en una dieta equilibrada la energía proviene, en líneas generales, «en un 15 por ciento de proteínas, entre un 30 y 35 por ciento de lípidos y entre un 50 y 60 por ciento de hidratos de carbono». Por tanto, eliminar los hidratos de carbono como proponen algunas dietas milagro, «es un clavo ardiendo para la sociedad que, a largo plazo, tendrá graves repercusiones sobre la salud», advierte Sanabdón.

En cambio, la ‘operación bikini’ puede ser una «buena excusa» para preocuparse por la salud alimenticia y un «buen motivo para comenzar a introducir ciertos cambios en los hábitos alimenticios».

«No es necesaria una restricción dietética excesiva, sino, muchas veces basta con reordenar el consumo de los alimentos, su combinación o su forma de cocinarlos». Además, ponerse a dieta es también y sobre todo «cambiar los hábitos que nos han conducido a engordar». En ellos se incluye tanto optar por adecuada alimentación como fomentar el ejercicio físico. «A largo plazo, una dieta equilibrada y evitar el sedentarismo nos añaden salud y mantienen nuestro peso», concluye Sanabdón.

También es recomendable tener en cuenta ciertos consejos para incluir en nuestro menú diario que nos ayudarán a estar fuertes y sanos, así como protegernos del sol. Por ejemplo, incluir frutas y verduras frescas como la Papaya, el Papayón o las zanahorias nos puede aportar un extra líquidos y betacarotenos que nos ayude a proteger nuestra piel del sol, así como hacer que el moreno de la piel dure más.

Por otro lado, añadir una pieza de Aguacate y unas nueces nos aporta omega 3, un ácido graso esencial que tiene función antioxidante en nuestro organismo y que favorece el cuidado de nuestra piel y cabello.

Fuente:
elconfidencial.com
vitonica.com
hogarutil.com



No hay comentarios

Los sentimos, los comentarios están cerrados ahora mismo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies