06 Feb Frutas y verduras de colores contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Foto de misrecetaspreferidas.com

Foto de misrecetaspreferidas.com

Mantener un mayor consumo de alimentos con un alto contenido en carotenoides coloridos, en especial betacaroteno y luteína, puede prevenir o retrasar la aparición de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Esta enfermedad, también conocida como enfermedad de Lou Gehrig, de Charcot o de Stephen Hawkin, es una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular que se origina por la disminución del funcionamiento y la muerte de las motoneuronas (células del sistema nervioso). Esta enfermedad neurológica progresiva ataca a las células nerviosas (neuronas) en el cerebro y la médula espinal, provocando que los músculos que controlan se debiliten gradualmente y se desgasten, lo que lleva a la parálisis.
Aunque las causas de la ELA todavía son desconocidas, una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Harvard asegura que incluir en nuestra dieta frutas y verduras altas en carotenoides, presentes en frutas y verduras de color naranja brillante, rojo o amarillo, puede ayudar a prevenir esta enfermedad.
Cabe destacar que un estudio reciente publicado por la revista ‘Annals of Neurology’ encontró que las dietas ricas en licopeno, betacriptoxantina y vitamina C no redujeron el riesgo de ELA.
Estudios previos indican que el estrés oxidativo interviene en el desarrollo de la ELA y otras investigaciones han demostrado que los individuos con alto consumo de antioxidantes, tales como vitamina E, tienen un riesgo reducido de la enfermedad, por lo que, dado que la vitamina C o los carotenoides son también antioxidantes, los investigadores examinaron su relación con el riesgo de ELA.
Utilizando los datos de cinco grupos potenciales en distintos estudios, los investigadores observaron a más de un millón de participantes en esta investigación, para la que se identificaron un total de 1,093 casos de ELA después de excluir a los sujetos con el consumo de alimentos poco probables. El equipo encontró que una mayor ingesta de carotenoides totales se relacionó con un menor riesgo de esclerosis lateral amiotrófica.
Así, las personas que consumen más carotenoides en su dieta eran más propensas a hacer ejercicio, y los sujetos con dietas ricas en betacaroteno y luteína, que se encuentran en las verduras de color verde, tenían un riesgo menor de esclerosis lateral amiotrófica; pero los autores del estudio no detectaron que el licopeno, la betacriptoxantina y la vitamina C rebajaran el riesgo de desarrollar la enfermedad y que, a largo plazo, el consumo de suplementos de vitamina C no se asociaba con un menor riesgo de ELA.
El doctor Ascherio concluye: “Nuestros hallazgos sugieren que el consumo de alimentos ricos en carotenoides puede ayudar a prevenir o retrasar la aparición de la ELA. Se necesitan análisis adicionales sobre los alimentos para examinar el impacto de los nutrientes de la dieta en la ELA”.

Fuente:

www.fundela.info
www.abc.es
Europa Press

*Toda información médica ofrecida en esta web se ofrece únicamente con carácter informativo y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario.

Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente.



No hay comentarios

Los sentimos, los comentarios están cerrados ahora mismo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies