12 Nov Por una vida sana y sin obesidad.

Imagen de inforural.com

Hoy día 12 de Noviembre se celebra el día en contra de la Obesidad, una enfermedad que provoca al menos 2,8 millones de fallecimientos anuales en todo el mundo.
La obesidad y el sobrepeso pueden evitarse con hábitos de vida saludables tales como seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio de forma regular. Pero, ¿cuál es el principal impedimento para mantener un estilo de vida más sano?
 
Según los expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), las últimas estadísticas demuestran que las mujeres son las que se encuentran más afectadas por este problema. Y que las principales causas podrían recaer en la crisis, el aumento del paro femenino y el consumo de productos más baratos y menos nutritivos para ajustar la economía doméstica a los ingresos.
 
En opinión de los expertos, la mujer es mucho más propensa a desarrollar obesidad y tiene mayor tendencia a acumular sobrepeso por aspectos emocionales, endocrino-hormonales y metabólicos.
Las mujeres tienen de dos a tres veces más posibilidades de desarrollar ansiedad que los hombres y, fisiológicamente una vulnerabilidad mayor a sufrir alteraciones emocionales por las influencias hormonales.
Hormonas como los estrógenos, opioides endógenos, la hormona de la juventud, la sulfatodehidro-epiandroestendiona, la progesterona y la testosterona, entre otras, forman un coctel que influye en la forma de comportarse, de sentir tristeza o alegría y de enfrentarse a la comida, y las hace «más susceptibles de ser comedoras emocionales que los hombres».
Por ejemplo, en el caso de la serotonina, se ha observado que las mujeres producen un 52 por ciento menos en su cerebro que los hombres. Este neurotrasmisor influye en gran medida en el estado de ánimo, en los niveles de ansiedad, en la percepción del dolor, el sueño y la conducta alimentaria, y si disminuyen sus niveles aumenta la sensación de tristeza y desánimo.
Sin duda, motivos más que suficientes para vigilar nuestros hábitos de vida y cuidarnos más. Sencillos pasos como realizar una actividad física durante 30 minutos al día de forma moderada y regular y cuidar nuestra alimentación puede ayudarnos a estar más sanos y mantener la línea.
Incluir ciertas frutas en nuestra dieta como los cítricos, además de aportarnos una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes, ayudan a combatir casos de estrés y depresión.
 
Fuente: EFE


No hay comentarios

Los sentimos, los comentarios están cerrados ahora mismo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies