Tiramisú al rambután y carambola

Comensales: 4

Tiempo: 30 mins

Dificultad: Media

INGREDIENTES

Preparamos el café y dejamos que se enfríe. Pelamos los rambutanes y cortamos en lonchitas finas, retirando las semillas centrales de cada uno y reservamos. Montamos las claras a punto de nieve y guardamos en la nevera.  Para elaborar la crema del mascarpone, en otro cuenco montamos las yemas junto con el azúcar hasta triplicar su volumen y añadimos el queso Mascarpone poco a poco hasta conseguir una masa suave, sin grumos y esponjosa. Incorporamos las claras a punto de nieve con movimientos envolventes hasta unir perfectamente todos los ingredientes y reservamos. Vertemos un poco de café en un recipiente y un poquito de brandy (opcional) y el zumo de media carambola que exprimamos inmediatamente antes. Comenzamos bañando poco a poco los bizcochos de soletilla en la mezcla de café, brandy y zumo de carambola, montamos una primera capa con los bizcochos en el molde que hayamos elegido. Colocamos una  capa de lonchas de rambutan y cubrimos con 1/3 de la crema que tenemos reservada y sobre la crema volvemos a añadir bizcochos de soletilla que habremos pasado primero por el café. Añadimos el 2/3 de crema y montamos otro piso de soletillas para finalmente añadir la última capa de crema y espolvoreamos cacao en polvo sobre toda la superficie del tiramisú. Llevamos a la nevera mínimo 4 horas, aunque os recomendamos dejarlo durante toda la noche para que los sabores se asienten. A la hora de servir el tiramisú lo cortamos con cuidado y podemos acompañarlo con unas rodajitas de carambola como decoración.

tiramisu-carambola-rambutan
No hay comentarios

Los sentimos, los comentarios están cerrados ahora mismo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies