30 Ago Comienza la campaña de Lima Nacional Isla Bonita

Como cada verano, llega el mes de agosto y comienza la campaña de Lima Nacional Isla Bonita de variedad persa o Tahití (Citrus × latifolia). Os enseñamos como es el proceso desde que se recolecta hasta que la disfrutamos en un delicioso cóctel o como aderezo.
El proceso comienza con la recolección en las fincas de producción, donde agricultores expertos con más de 30 años de experiencia en este tipo de cultivos, seleccionan una a una las limas que están en su punto óptimo de maduración. Tras la recolección se llevan las cajas de limas granel a la planta envasadora, donde la lima es sometida a un exhaustivo proceso de limpieza, calibrado y análisis de calidad. Para empezar, las limas son volcadas en una cinta mecánica con un tren de lavado, donde se eliminan las impurezas y se limpia la piel de la fruta. Tras ese primer lavado, las limas pasan por una secadora mecanizada donde se eliminan los restos de agua y posteriormente se pasa al calibrado electrónico que coloca las limas en cada uno de los carriles para que las limas vayan a una linea determinada de envasado donde l@s operari@s envasan las limas en sus cajas Isla Bonita, dependiendo de si es encajada o granel, así como por peso, finalmente esas cajas van por una cinta transportadora para acabar en la balanza de peso para finalmente ser paletizadas, flejadas y preparadas para el envío.

Rondando los 6cm de diámetro, la piel de la lima Isla Bonita es gruesa y con un verde brillante muy intenso, se torna amarillenta cuando madura. Posee un sabor menos ácido que el resto de variedades. La lima posee un porcentaje muy alto de agua (90%), al igual que otras frutas. Por otro lado, los nutrientes energéticos como proteínas, hidratos de carbono y grasas son muy escasos, aportando menos de 10 Kcal por cada 100 gramos de lima. Para hacernos una idea, tanto la grasa, proteína e hidratos de carbono asimilables en su conjunto no superan el 2% del total del alimento. Sin embargo, la concentración de fibra es más notable. Aunque hay que tener en cuenta que las cantidades que se consumen de lima son mínimas, y normalmente en forma de zumos, por lo que la fibra desaparece.
En relación a su aporte vitamínico, cabe destacar su contenido en vitamina C, común en todos los miembros de su familia, como la naranja, el limón o el pomelo. En este caso, contiene más vitamina C que el pomelo, pero menos que el limón y la naranja. Concretamente, el zumo de una lima media te aporta entre el 25 y 30% de los requerimientos diarios de vitamina C. Por otro lado, el mineral mayoritario es el potasio, un nutriente imprescindible para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y muscular.

El origen de la lima se localiza en la zona del sudeste asiático, a partir de donde se extendió por el resto de Asia, y hasta Egipto, que fue la puerta de entrada hacia África. Llegó a Europa a través de la invasión árabe en España, y desde aquí se exportó a América en el segundo viaje de Colón, donde fue acogida con fuerza en la zona de Caribe y México. No llegó a Estados Unidos hasta el siglo XVI, cuando se introdujo en Florida por los conquistadores españoles. En la actualidad, los mayores productores son México, India, China, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Turquía y España donde ahora en pleno verano comienza la campaña de lima nacional.



No hay comentarios

Los sentimos, los comentarios están cerrados ahora mismo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies